Logo Campamento Naturkids

Si este verano vas a ir por primera vez a un campamento de verano, puede que te sientas nervioso, emocionado, ilusionado o asustado. Es normal, ya que se trata de una experiencia nueva, en la que vas a salir de tu zona de confort, a conocer a gente nueva y a hacer cosas diferentes. Pero no te preocupes, en este artículo te vamos a dar algunos consejos para que tu primer campamento de verano sea un éxito y lo disfrutes al máximo.

  • Infórmate bien sobre el campamento: antes de ir al campamento, es bueno que te informes bien sobre cómo es, qué actividades se hacen, dónde se duerme, qué se come, etc. Así, podrás hacerte una idea de lo que te espera y prepararte mejor. También puedes preguntar a tus padres, a tus amigos o a los monitores si tienen alguna duda o si necesitas algún consejo.
  • Haz una buena maleta: para ir al campamento, debes llevar todo lo que necesites, pero sin pasarte. No hace falta que lleves toda tu ropa, tus juguetes o tus aparatos electrónicos, ya que en el campamento vas a estar ocupado y entretenido con otras cosas. Lo que sí debes llevar son los imprescindibles, como ropa y calzado adecuados, artículos de higiene personal, material de protección, documentación, etc. Puedes consultar la lista que te hemos dado en el artículo anterior.
  • Sé positivo y abierto: para disfrutar de tu primer campamento de verano, es importante que tengas una actitud positiva y abierta. Piensa que vas a vivir una aventura, que vas a aprender cosas nuevas, que vas a hacer amigos y que vas a pasarlo bien. No tengas miedo de lo desconocido, sino curiosidad y ganas de explorar. No te cierres a lo que ya conoces, sino que prueba cosas nuevas y diferentes. No te quedes solo, sino que participa y colabora con los demás.
  • Respeta las normas y a los demás: en el campamento, debes respetar las normas que se establezcan, tanto por tu seguridad como por la convivencia. No hagas lo que te dé la gana, sino que sigue las indicaciones de los monitores, los horarios, las actividades, etc. Tampoco seas un rebelde, un quejica o un chivato, sino que sé educado, responsable y solidario. Además, debes respetar a los demás, tanto a tus compañeros como a los monitores. No insultes, no critiques, no pelees, no excluyas, sino que sé amable, comprensivo, generoso y tolerante.
  • Diviértete y aprende: por último, pero no menos importante, debes divertirte y aprender en tu primer campamento de verano. Aprovecha todas las oportunidades que se te presenten, tanto para pasarlo bien como para enriquecerte. Disfruta de las actividades, de la naturaleza, de la compañía, de los momentos especiales. Aprende de las experiencias, de los conocimientos, de los valores, de los errores.

 

¡Haz de tu primer campamento de verano un recuerdo inolvidable!